martes, mayo 15, 2007










EL MOVIMIENTO EN PLENA DÉCADA 2000

LA HORA DEL ROCK PENQUISTA HECHO EN CASA

(Artículo). Con(1) el cuadrilatero de la ciudad como escenario, con una superficie invisible de goma tipo cemento para circular y cuerdas elásticas para soportar y guareserse de los embates, Concepción tiende a moverse para materializar, y parece que sin hacerse cargo del título, de uno de los mitos más cocinados en tierras nacionales: ese que dice que es la cuna del rock chileno. Cualquier persona que trabaja en el tema de la música rock y tiene la posibilidad de circular por ciudades como Valparaíso y Santiago, recibe una carga sobre tal reconocimiento que, por lo bajo, lo dejan tembloroso. Y no es para menos, porque si de lugar de origen se trata, el plan porteño y los cerros de la Quinta Región son los ambientes donde surgieron los primeros sonidos del beat nacional, con tocatas, festivales y otras yerbas.
Por estas tierras, hoy por hoy, despojados del mito de la cuna y concentrados sobre la producción original y primaria de un tipo de Rock Penquista Independiente Hecho en Casa (en Concepción), circulan en lo concreto; propuestas de bandas, encuentros para ensayar, tocatas, conversaciones finas y de grueso calibre, miradas, vestimentas, música, seguidores, búsqueda de galpones donde montar los instrumentos para probar, grabaciones caseras con tecnología digital de calidad impensada hace 20 años, ciclos o muestras de estilos, programas de televisión dedicados al tema, anuncios por ecorreo, fotologs y blogs.
Es plena década del 2000 y se respira un momento valioso, representado en autores (desde adolescentes hasta jóvenes-adultos), grupos y sellos, que van por elaborar una propuesta nacida desde "ese" interior que "habla" en la mediatización de un tema o prototipo de canción.
Son marcos que responden a la estructura temática del rock (roca traducido desde el idioma inglés), más bien temas que canciones, confeccionadas sobre la base clásica del cuarteto (bajo, guitarra, batería y voz); amalgamadas en una marca indeleble provenida desde estas tierras: construcción de sonido propositivo y preocupación por la letra.
También están los préstamos, las fuentes de inspiración -como en todo orden de cosas- que motivan y en ocasiones generan trabas que apuntan a "querer decirlo todo de una sola vez".
Y existe lo interno que mueve el hacer y responde a los cimientos espirituales etiquetados en el cuerpo: el “yo” de participación en el mundo donde se dice por "uno y por otros" mensajes y notas, enunciados y melodías.
Corre el 2007 y hace ya 11 años -ojo con el dato- Los Tres grabaron uno de los poco verdaderos Desenchufados para la cadena MTV y estaban con el "pie encima" en Chile (así tituló la revista de Rock&Pop su portada de 1996 con lo mejor de ese año): eran los únicos que podían aparecer desde regiones con un discurso distinto y con elaboraciones de discos organizadas y de consumo masivo.
El escenario, en la actualidad, es diferente, y también el camino (título tomado como cita sobre el reciente sencillo de los ahora Tres puesto en circulación en las radios chilenas).
Es lo independiente entendido como la producción controlada por el autor mismo, bajo las condiciones de consumo del auditor-público. A fin de cuentas, la emisión del yo-creador-productor-empresa-cultural.
Asistimos a la hora del ¿qué? del propio Rock Penquista Independiente, a vista y paciencia del eufemismo de ser la cuna del rock chileno. En este sentido, es el propio proceso natural que se da por estos lares, con los riesgos de la demora que puede enfriarlo todo.

DICTADURA-POSDICTADURA

Atrás, a una o dos generaciones, se ubican las claves para la actual medianía de la década del 2000 y que son para la corta historia concreta de escena penquista, el patrimonio reciente -con montaje de amplificadores, público y luces- de este movimiento Rock Hecho en Casa (en la cocina, en el baño, en la pieza, sobre todo en la pieza, bajo las sábanas, desperdigado, con aroma a piel de jardín).
Algunos, en plena dictadura de los '80, se cultivaron en casa de los Donoso o de Yoguie con música pop y rock (y sus antecesores fueron Felipe Raurich, Francisco Vergara, Yerko Yankovic, entre otros próceres melómanos del mismo género), durante tardes eternas de dar vuelta el casete o los discos traídos desde Inglaterra y protagonizando, también, las veladas estudiantiles. A esa época pertenecen Los Cuatro Amigos del Doctor, Frutilla Amarilla, Los Dick Stones (posteriores Ilegales y finalmente Los Tres), Fuerzas Especiales (el primer proyecto del Yoguie Alvarado que luego se bautiza como Emociones Clandestinas).
La punta de lanza, sin duda, en los tortuosos '80, es la marca propia con Yoguie, quien con su "Nuevo Estilo de Baile" entrega un pop refinado cargado de guitarras neo punk que suena en muchas radios nacionales.
Otros, en la aún larga posdictadura de los '90 (política y económica); asumieron el riesgo de armar una banda y salir de Concepción hasta Santiago Capital del Reino: Alvaro Henríquez y otros Tres; Mauricio Melo, Iván Molina y sus Santos; Basuras, Canessa y Muñoz a Machucones limpios; Moraga, Cartes, Campos y toda su Contradicción; casi cayéndose de los '90, Barrenechea, Otto y Duhart con canciones para el de Saloon y, por último, en el proceso de hervimiento a punto de salir desde los Bunkers, el grupo conformado por los hermanos Durán, López, más Basualto.
Todos, al alero de un sello. Unos, con éxitos masivos absolutos como Los Tres (gran parte de su discografía); otros, dejando una marca musical y de vida corta y significativa (Santos Dumont, Machuca); con caídas de por medio (Contradicción), con la existencia de procesos lentos y seguros (De Saloon) y entradas directas al circuito comercial (Los Bunkers).

LO INDEPENDIENTE
DE POSDICTADURA

Tras un largo compás, los sellos nacionales que son transnacionales, dejan de invertir, dando paso a un "espacio vacío".
Se inicia el armado, entonces, en plena década de los '90, del concepto que se acuña como "Hecho en Casa", con la preparación de sonidos, letras, actitudes y nombres propios que desembocan en un actuar y, que en definitiva, configuran los bordes y contenidos de este Rock Penquista Independiente que tiene en la pieza (donde está la cama y la radio), a una verdadera cuna de laboratorio.
Aparece la primera ópera rock penquista de "El Señor Tornillo", con Decúbito Supino; suena el homenaje local a The Beatles con Los Biotles formados en las aulas de periodismo de la Universidad de Concepción y que se convierte en el germen de los actuales Bunkers (pasando por Los Gras); irrumpe cortamente el punkrock con Los Buitres, desde Talcahuano la propuesta marcadora de Ecosidio; con las Escuelas de Rock en Concepción asoman una serie de sonidos y textos armados en una pluralidad de bandas.
En la bisagra del paso de los '90 a los actuales 2000, otro hervor genera a un Jorge Fierro que luce maquillado en sus primeros shows con Basto Satinao; el etnorock de Tollarto; Anastazia y su punk sonoro; José Burdiles y Zurdaka con la tierra que los conmueve; Feliciano Saldías solista y el mundo que parece llevar sobre él cuando canta las letras que también las lleva tatuadas; Soledad Puentes y Valentina Villarroel con la creación de Formatos Breves; Eliab Gómez, "Lucho" Astudillo y pandilla Magnalucius; Carlos "Fiore" con cuanta Romería de Santa Fortuna encuentre o traíga; Claudio "Carrumba" Alvarez y Los Cholomandinga; Néstor Santibáñez y Cangaceiro; Julius Jara resonando con Animas; Juan Pablo Moraga y su otra vez con Los Muertos; Mauricio Cea y Acrimonius; todos los Pegotes; más una larga lista que sigue con Kalule, Derrame, Tercer Día, Harmony, Indi, Supercabrón, Flores Marchitas, Valentina, Praga, Abril Primero, Mutor, Efecto Mariposa, Manzana Gris, Pakman, En Busca del Nombre, Inicia, Julius Popper, Sordera, y se suman a esta lista los que están apareciendo, en formación y los por venir.
Mientras tanto, la mecedora de la cuna penquista se cubre con la neblina de invierno, el gris y blanco de las nubes en cualquier estación del año, la lluvia tenue o temporales enfadados, el núcleo de la casa, la soledad del verano (con calles que lucen vacías de estudiantes universitarios), las brisas del mes, el transitar por el damero penquista, de una punta a otra, con interludios de por medio, incluídos los hoyos bohemios de afectividad encubierta.
Y en el fondo, como una fina caída muda de sensaciones precipitadas, esa tenue que provoca el girar el rostro para mirar el cielo y dejarse caer, circula la voz contenida de provincia, melodía y fraseo "Hecho en Casa (en Concepción)".
Los escenarios también emergieron, hechos a pulso, por calles como Freire, Maipú, O'Higgins; sellos para grabar y medios para leer el registro de los tiempos presentes.(2)
___________________________________
(1) Artículo publicado en revista PIÑÓN CONCEPCIÓN ROCK MAGAZINE, sección Actualidad, edición 6 de 2006, y en revista MOCHA, sección música, edición 3, ambas producidas en Concepción.
(2) El actual texto está actualizado y revisado en su contenido al 04 de julio de 2007.

6 comentarios:

Dragomir Yankovic dijo...

Buena Alvaro,

Urbano.

Marcelo Sánchez dijo...

Hola Alvaro, te invito a visitar nuestro sitio http://www.concejoven.cl, estamos en marcha blanca aún pero esperamos que la cosa tire para arriba, ojalá nos visites y puedas publicar algo de tu interesante trabajo con nosotros, atentamente,

Marcelo Sánchez

NN dijo...

¡¡¡QUÉ BUEN LINK!!!!
Escribí como 16 veces una opinión...
Recomendaré este link.
Está muy bueno tu artículo, Álvaro.
Mis más sinceras felicitaciones.
Buenas frases, buenos adjetivos...
Me gustó mucho.
Cariños,

NN

René Cevasco dijo...

Hola Alvaro, hay una pregunta sin respuesta que hace rato busco. ¿Qué ocurrió en Conce desde los 50's a los 70's? Existió alguna movida rockera al margen de la Nueva Ola en los 60's. Sé que Bill Halley se presentó allá en 1961 y pienso que algo debió despertar. Existían bandas en 1971 con un sonido más clásico o de fusión, como en Viña y Quilpué estaban Los Jaivas y Congreso? Sería interesante saber más de ese período, aunque no se hayan grabado discos. Finalmente destacaría a Mutor, como uno de los grupos más innovadores que he escuchado de Conce, así como Le Caine, ambos proyectos que representan un sonido que no tiene nada que ver con la onda Brit - Manchester que tienen internalizada los medios capitalinos, aunque a está altura ni escriban de música en sus páginas.

Club de amigos del Manzano. dijo...

ES TU PENDO.

Felicitaciones por el articulo.
Yerko Yankovic

Alexandre Rabozzi dijo...

Hola como estai amigo chileno
Es Alex el francés que hizo una investigacion acerca del rock chileno...
Disculpe, tuve muchas cosas profesionales en Francia, pero hoy dia el documental y la muestra foto estan terminados.
2 difusiones en Francia fueron super bacan, con una tocata de una banda chilena especialmente en Francia...
Que bueno !!!!
Así, mira eso: un adenlantito del documental MUSICANEON espero que podrias disfrutarlo, gracias por todo: http://fr.youtube.com/watch?v=kWmzW7ViYRM
Dime lo que tu piensas de eso, abrazos grandes

PD: vamos a volver de manera segura a partir del mes de noviembre - diciembre proximo...
Es tarde, pero ES.

Alex